SK8SHOESBA

Slip-ons

Un clásico dentro del skate son las Slip-on, o mejor conocidas por estos lados del planeta como alpargatas, o panchas como término más actual.

 

Es casi impensado que se nos venga a la mente este tipo de silueta al pensar en una zapatilla de skate, pero a la vez su diseño soluciona uno de los principales problemas que se nos presentan a los skaters, que se nos rompan los cordones.

Las Slip-on son el minimalismo en las más pura expresión, una puntera de una sola pieza integrada a la lengüeta, formado una especie de media, logrando un calce que muy pocos modelos pueden lograr.

Como estandarte de este tipo de siluetas tenemos a las Vans Slip-on; Un modelo que ha sido imitado por casi todas las marcas de skate a través de todos estos años.

Conocidas en sus inicios como las “Estilo #98”, estas zapatillas fueron introducidas en el mercado en el año 1977, convirtiéndose rápidamente en una de las siluetas preferidas de todos los skaters y bmx del sur de California.

Simples de poner, cómodas y funcionales, las Slip-on de Vans, son el emblema de este tipo de zapatillas, porque nos pasa eso, si pensamos en unas alpargatas relacionadas con la cultura skater; Pensamos en unas Vans Slip-On.

A lo largo de los años, las diferentes marcas de skate han intentado desbancar a Vans del podio; versiones más complejas, punteras de goma, media suelas cupsoles, y muchisimos aditamentos más; Nada de esto tuvo éxito, y las Vans Slip-On siguen siendo las número uno dentro de este tipo de zapatillas.

 

La misma Vans ha lanzado tantas versiones y reversiones; El skater Tony Trujillo lanzó hace varios años atrás sus TNT III, las cuales eran unas Slip-on con media suela cupsole, más robustas, con plantilla removible y materiales más resistentes. Pero las mismas pasaron sin pena ni gloria, ya que el que elige unas slip-on, elige simplicidad, sentir la tabla, poder patinarlas recién sacadas de la caja.

 

Marcas como Emerica, DC, Adidas, Lakai, hasta la mismísima Nike SB, han lanzado su propia interpretación de este clásico, siendo las Owen de Lakai, una de las pocas que pudo separarse del resto y brindar un plus, a todo lo que uno busca en este tipo de siluetas.

 

Más de 40 versiones de las Slip-on han sido lanzadas por distintas marcas de zapatillas de skate en los últimos años. Con una variedad de materiales, diseños, hasta cordones, otorgando un amplio abanico de posibilidades a la hora de elegir con que zapatilla queremos patinar.

 

En los últimos años, algunos skaters reinterpretan este tipo de siluetas, otorgando un look más parecido a una zapatilla convencional de skate, siendo el caso de Leo Romero, con sus Emerica Romero Laced, Brian Hansen con las Fallen Easy, Justin Figueroa con las Emerica Figueroa y Wes Kremer con sus DC Wes Kremer 2.

Palabras del propio Romero aseguran que a él le encanta usar zapatillas sin cordones, pero que necesita que su pie se sienta seguro y sobre todo estable, así que el sistema que hace tan populares a las Slip-on van por dentro, logrando que las Romero Laced se separen en aspecto, de lo que todos conocemos por alpargata.

Esto fue un poco el resumen del porqué las Slip-on son y seguirán siendo una de las siluetas más elegidas por todos los skaters del mundo, teniendo como referente principal a las creadas por Vans; Funcionalidad, comodidad, simpleza y una sensación de contacto con la tabla desde el primer momento.